¡Hola! Cómo estas? Cómo llevas estos días? Son días raros, de muchos altibajos emocionales verdad? Yo creo que lo mejor que podemos hacer es mantenernos ocupados, retomando actividades que teníamos abandonadas o iniciar otras que por falta de tiempo de no habíamos podido hacerlo ¡Y Cocinar puede ser una de ellas! Así que vente conmigo a la cocina y disfruta de este momento.

Hoy te traigo la receta de un risotto de espinacas que está increíble, en serio, es suuuuper rico, cremosito y con un sabor tan delicado que es irresistible. Y dificultad para hacerlo cero, es muy sencillo. Las espinacas son una fuente importante de vitamina A, C y K, además es antiinflamatoria, fortalece tus huesos, músculos, piel, el cerebro y mejora el tránsito intestinal, entre muchas cosas más. Así que solo por esto, yo creo que deberías incluir las espinacas en tu alimentación diaria.

Busca lápiz y papel que aquí te dejo los ingredientes:

1 taza de arroz estilo arborio o redondo.

½ cebolla grande.

2 dientes de ajo.

150 gr de espinacas.

1,1 litro de caldo de pollo o verduras.

50 gr de queso parmesano rallado.

2 cucharadas de aceite de oliva

Pizca de sal y pimienta.

 

Procedimiento:

  1. Corta la cebolla y el ajo en dados pequeñitos y ponlos a pochar/sofreír en una sartén con el aceite de oliva, ponle una tapa y deja a fuego medio 5 minutos.
  2. Mientras tanto calienta el caldo y tritura las espinacas con un poco de agua, la idea es que te quede un líquido verde muy espeso.
  3. Cuando la cebolla y el ajo estén listos agrega el arroz y revuelve.
  4. Después agrega el caldo, la sal y pimienta y ve revolviendo continuamente. Deja cocer el arroz 20 minutos.
  5. Una vez esté listo, agregas el queso y revuelves. Deja reposar el risotto 5 minutos tapado.

 

¡Y listo! Ya puedes servir tu risotto y disfrutar de este plato maravilloso, muy fácil de hacer, con ingredientes sencillos y muy saludable.