Este pudding de chia y té de matcha es perfecto para desayunar o si lo sacas como postre en una comida estoy segura que vas a triunfar. La combinación del té matcha con las frambuesas queda de lujo, así que no tengas miedo, y la chia le da una textura fantástica.

Todos los ingredientes utilizados en esta receta tienen un valor nutricional increíble, sin embargo, son las semillas de chia y el té matcha los que ganan por goleada, sus beneficios son innumerables, pero te voy a nombrar los más resaltantes para no hacer esta publicación tan larga;

Semillas de chia: gran fuente de omega 3, antioxidante, cuida tus huesos, es antienvejecimiento, controla el apetito, ayuda al tránsito intestinal.

Té matcha: fortalece el sistema inmune, ayuda a reducir el estres, es antioxidante, aporta energía, reduce el colesterol, mantiene la piel sana.

Estos son solo algunos de los beneficios que nos aporta el consumo de estos alimentos, por eso es importante que los incluyas en tu alimentación, igual no de forma diaria pero si al menos deberías consumirlos regularmente.

Receta;

Ingredientes (2 porciones)

1 taza de yogur natural y sin azúcar.

2 cucharaditas de semillas de chia.

1 cucharadita de té matcha en polvo.

1 cucharadita de monkfruit (puedes sustituir por el endulzante de tu preferencia). Frambuesas.

 

Preparación:

  1. Mezcla el yogur con las semillas de chia y el endulzante. Déjalo reposar unas 4 horas en la nevera, dentro de un envase bien tapado. Yo lo he dejado toda la noche en la nevera.
  2. Pasado ese tiempo agrega el té de matcha y remueve.
  3. Sirve acompañando con unas frambuesas frescas. .

 

Y listo! Tienes un pudding repleto de nutrientes y antioxidantes, gracias al gran aporte de las semillas de chia y el té de matcha, que por algo son considerados súper alimentos.